Skip to content

Tus campañas de marketing digital empiezan por el correo electrónico

Mensajes de WhatsApp, Facebook, Twitter… Cada vez hay más vías para contactar con los clientes de tu pequeño negocio, pero hay una herramienta que a veces olvidamos simplemente porque ha estado ahí desde los inicios de Internet. Estamos hablando de la newletter, la vía perfecta para organizar campañas de marketing digital sin más medios que el correo electrónico.

¿Para qué sirve una newsletter?

Lo que una lista de correo puede hacer por tu negocio es mucho más de lo que te imaginas.  En el mismo momento en que el usuario aporta su dirección de email – al registrarse en tu web  para acceder a tus ofertas, por ejemplo – ya dispones de la herramienta perfecta para organizar tu primera campaña de marketing digital.

Pero no sólo del marketing viven los comercios. Mantener un trato cordial con los usuarios se ha convertido en una condición imprescindible, y por eso es tan importante aprovechar la principal ventaja del correo electrónico: la personalización. El uso del correo electrónico es una buena manera de mantener el contacto personal.

La newsletter sirve, además, para segmentar a tus clientes según la información obtenida previamente. Estamos hablando de cuestiones básicas como el género de tu clientela (Hombre/Mujer), la edad que marca la fecha de nacimiento, o el lugar de residencia. Pero además de los usos específicos mencionados, el correo electrónico sirve también para cumplir una función complementaria, como una herramienta más de la experiencia multicanal del cliente.

Las ventajas del email en tu campaña de marketing digital

  • Los costes. La primera ventaja, aunque no la más importante, es que el envío de correos electrónicos es muy barato. Por no decir gratuito, en su concepción más básica y sin florituras interactivas.
  • La sencillez. Enviar y recibir correo electrónico es algo que tenemos muy incorporado. La gestión de emails en un pequeño negocio no debería ser una tarea especialmente complicada.  
  • La segmentación.  Sin necesidad de usar ningún software, puedes dividir tu lista de correo en distintos grupos, según los criterios convenientes en cada momento. Por ejemplo, puedes dirigirte solamente a los hombres en una campaña sobre prendas masculinas en tu tienda de ropa.
  • El trato personalizado. Con el simple hecho de dirigirnos a alguien por su nombre, ya estamos captando su atención. Si además conocemos su género, podemos dirigirnos a él o ella, según el caso. Si tu clienta es una señora de 80 años, puedes decidir cambiar el trato de por el de usted. Cuanto más sepas sobre tus clientes, más precisa puede ser la personalización.

 

Consejos para un buen uso del email marketing

  • Personalizar siempre. Esta ha sido clave de las listas de correo desde siempre, incluso en la era previa a internet. Una newsletter no deja de ser una carta como las de antes, y tenemos lo necesario para captar la atención del destinatario: nos dirigimos a él/ella por su nombre.
  • Intereses reales del cliente. Regentas un pequeño negocio, así que no tienes que dirigirte a una audiencia masiva. Conoces a tus clientes por su nombre, y sabes qué tipo de servicios y productos consumen. Intenta ajustar tus mensajes a los deseos reales de tus usuarios.
  • Trato cercano. Déjate de formalidades. Nada de “Estimado Sr.” Intenta hablar como habla la gente, para que vean que detrás del negocio hay una persona.
  • Automatiza, pero poco. Recuerda que lo más importante es la personalización. Puedes automatizar los emails de bienvenida, las felicitaciones de cumpleaños, y poco más. Por ejemplo, para asegurar las citas de los clientes en una peluquería,  puedes hacer que el usuario reciba previamente y de forma automática un mensaje a modo de recordatorio.
  • Evita el spam. Prioriza la calidad frente a la cantidad. La estrategia “cuantitativa” no funciona para el pequeño negocio. Recuerda que tu público objetivo es el de los clientes que entran por la puerta de tu tienda.
  • Intenta conocer bien a tus clientes. Si además los datos personales del cliente disponemos de información sobre su historial de compras, el correo electrónico se convierte en una herramienta de precisión. A veces olvidamos que una simple caja registradora nos proporciona todo el big data que necesitamos, ya que contiene información valiosa sobre los gustos y frecuencia de consumo de nuestros clientes.
  • Accesibilidad máxima. Procura usar un formato responsive para que tu newsletter se pueda visualizar correctamente en cualquier tipo de pantalla, incluida la del móvil.

Lo que no hay que hacer en una campaña digital con newsletters

De todo lo anterior ya se deducen muchas cosas que no deberíamos hacer al usar el email como herramienta de marketing. Para empezar, no malgastes tanta energía ensalzando tus productos. Porque no se trata de que hables de ti, sino de aportar un valor que al cliente le pueda interesar.

Además,  si en lugar de personalizar tus emails lo que haces es enviar un mensaje genérico, es que no has entendido nada. En tercer lugar intenta evitar los filtros anti-spam. Si abusas de palabras clave como “gratis”, “oferta”, etcétera, es posible que tu mensaje termine en la bandeja de correo no deseado.

El mayor peligro de la newsletter viene de la tentación de abusar de los envíos. El hecho de que sea tan fácil de enviar no quiere decir que tengas que enviar una newsletter cada día. Si quieres tratar a tus usuarios como a tus amigos, déjales respirar de vez en cuando.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *